Envío gratuito para todos los pedidos de la UE a partir de 45€.

Humectantes

Los humectantes son ingredientes naturales acondicionadores e hidratantes que mejoran el aspecto y el tacto de la piel. Atraen el agua de la atmósfera o del cuerpo y la retienen, uniéndola a sí misma. En general, cuanto más humedad absorba un humectante, mejor será su uso en las fórmulas. En Névoa, nuestro sérum iluminador, utilizamos tres humectantes diferentes:

Glicerina - El humectante más común en los cosméticos, es un líquido inodoro y transparente que puede provenir de fuentes naturales (la glicerina que usamos en nuestros cosméticos está hecha de aceite de colza). 

Lactato de sodio - Se utiliza como humectante y como hidratante, y forma parte del Factor Natural de Hidratación (NMF). El NMF es una mezcla de diferentes sustancias que se encuentran de forma natural en la piel. Es esencial para una adecuada hidratación del estrato córneo, lo que es fundamental para una piel sana y de buen aspecto: mantiene la plasticidad de la piel, protegiéndola de los daños, permite que las enzimas funcionen en el proceso de descamación y contribuye a una óptima función de barrera de la piel. El NMF está compuesto principalmente por aminoácidos libres y sales inorgánicas.

PCA sódico - Este humectante se encuentra de forma natural en la piel humana, formando también parte del NMF. Es un humectante muy eficaz y puede fijar el agua 1,5 veces mejor que la glicerina. En cuanto a los humectantes, es uno de los ingredientes más eficaces y actúa también como potenciador de la penetración, ayudando a que los demás ingredientes activos del cosmético hagan mejor su trabajo.

Español